• Vinos orgánicos

• Detrás de los viñedos

• Características de la variedad Bonarda

• Características de la variedad Chenin

• Características de la variedad Lambrusco

• Notas de cata

 

• El aceite de oliva y la salud

• Nuestro aceite de oliva

 

• Recolección tradicional de aceitunas

 

• Ciruelas, pasas de uva y medallones de durazno de calidad.

• El brillo artificial de las frutas secas

 

Propiedades alimenticias de las nueces

 

• Características del tomate

• tomates de calidad

• Aroma y composición

• Acidos o dulces

 

VINOS ORGANICOS

vinedo

Explicar que es un vino orgánico, implica hacer una diferenciación entre dos procesos: el primero, el más importante y también el más difícil de concretar, es el cultivo del viñedo, durante el cual, herbicidas, pesticidas y fertilizantes sintéticos están absolutamente prohibidos. Eso significa, recurrir a trabajos mecánicos y manuales del suelo, el uso de coberturas vegetales, la fertilización con aportes de estiércol o compost, y la prevención de enfermedades por el uso de productos permitidos.
Otro punto a tener en cuenta es la elaboración del vino.

No hay grandes diferencias entre una vinificación orgánica y la tradicional. Está autorizado el uso de levaduras indígenas o seleccionadas, no modificadas genéticamente, el empleo de frío, la clarificación mediante proteínas naturales o bentonitas, la filtración con tierras filtrantes y el empleo restringido de dióxido de azufre.
La proporción de dióxido de azufre es prácticamente la misma que en una vinificación tradicional; las normas internacionales exigen que no tenga más de 70mg por litro para vinos tintos y 80 para blancos y rosados, niveles que raramente se superan con técnicas adecuadas dentro de la bodega.

La calidad gustativa entre un vino de estas características y uno convencional es similar; la diferencia está en que el proceso productivo: es más limpio y privilegia el resguardo de la calidad medioambiental.


Tanto la producción de uvas como la elaboración del vino deben ser certificadas por organismos privados, cuya intervención en el proceso es como tercera parte no involucrada que realiza un seguimiento para garantizar la trazabilidad y su carácter orgánico.

La exportación es una actividad nueva, promisoria e inserta en una viticultura de larga tradición, ecológicamente bien adaptada, que evoluciona en materia de calidad, diferenciación y consolidación en los principales países desarrollados.

Conclusión. El vino orgánico ante todo es vino.
Y se vende no solamente porque es orgánico, sino porque es un vino de calidad, por el placer que da y por las sensaciones que transmite.


La condición de orgánico, finalmente, es una condición más, que implica, sobre todo, un compromiso con la protección de la salud y, en definitiva, el respeto por la naturaleza.

Fuente: Diario Los Andes (Mendoza - Argentina)
Noviembre 17, 2003
VOLVER

Detrás de los viñedos

racimo

La elección del terruño, el tipo de implantación de la vid, su conducción, el riego, la poda, la labranza y el control de plagas son factores que influyen de distinta manera en las características de un vino.

En nuestro país, la tecnología y las nuevas tendencias apuntan a cultivos más ecológicos. Porque la calidad empieza en el viñedo.

Los vinos argentinos de hoy seducen, encantan, despiertan curiosidad. Esta explosión de calidad, que moviliza al consumidor y genera pasiones, es obra de un desarrollo espectacular en los viñedos.

Comparar las postales mendocinas de hace veinte años con las de este nuevo milenio es descubrir las claves de esta realidad.
Salvando algunas excepciones, los viñedos lucían cargados de racimos, conducido mayormente en parral, con abundancia de hojas y rodeados de agua por el riego por inundación.

Hoy se aprecian viñedos en espaldera, protegidos con mallas antigranizo, regados por a través de acequias, con la parte verde correctamente trabajada, prolijos, con menor cantidad de racimos por planta y en gran parte correspondiente a variedades finas.

En contrapunto, además de marcar el cambio de hábitos del consumidor local, ha puesto a los vinos de nuestro pais en la mira de los principales mercados extranjeros.

Fuente: Revista Master Wine, Año 3 -N° 18- 2001 ( Nota Completa)

VOLVER

Para descubrir el Bonarda

vinos

Bonarda es una variedad italiana que siempre contó en Argentina con una importantísima superficie de cultivo, aunque recién ha sido reconocida en los últimos años como un varietal capaz de producir vinos de excelente calidad.

Los nuevos emprendimientos y las bodegas reconocidas han optado por un manejo racional del viñedo y rendimientos moderados para asegurarse que sólo una fracción de la Bonarda argentina se utilice con el fin de obtener muy buenos productos. En general es un vino liviano, bajo en taninos, ideal para consumir joven (dentro del año de elaborado).

VISTA: Rojos profundos que suelen tener tintes violáceos.

NARIZ: Aroma intenso a frutas rojas y pasas de uva. Se destacan los aromas a mora y frambuesas.

BOCA: De cuerpo medio, con sabores que recuerdan a las moras rojas y negras, final agradable. Se deja tomar con facilidad. Ideal para acompañar comidas criollas como empanadas, carnes asadas y quesos.

VOLVER

Características de la variedad Chenin

Originaria del valle del río Loire, en Francia, de gran calidad, con ella se obtienen atractivos vinos blancos frutados, ligeros y frescos.
Hay cantidad en Argentina, donde es mayormente utilizada para corte con otros vinos.
Es así mismo una variedad muy interesante para elaborar vinos dulces.
Se la conoce también como pineau o pinot de la Loire.

VOLVER
Características de la variedad Lambrusco

Es una variedad de origen italiano muy difundida en Cuyo y produce vinos de buena calidad.
El racimo es mediano grande, bien lleno, cónico-alargado con tendencia a cilindrico y la baya es negro -azulada, elipsoidal- corta a mediana y pulpa blanda.

VOLVER

ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva y la salud

olivos

En la última década importantes estudios de investigación relacionados con nutrición, cardiología, lipidología y salud pública han demostrado los beneficios en la salud del aceite de oliva en el marco de una dieta equilibrada, estilo mediterránea.

En la estructura química del aceite de oliva el principal ácido graso es el ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado (55% - 83% del total de ácidos grasos) haciendo al aceite de oliva mucho más estable que los aceites polisaturados.
Complementariamente los aceites de oliva vírgenes poseen un alto contenido de antioxidantes, como vitamina E y polifenoles, por lo que los efectos beneficiosos para la salud se deben tanto al alto contenido de ácidos grasos como al de sustancias antioxidantes.

Podemos citar como efectos beneficiosos que:

Contribuye a la reducción de la concentración del colesterol total (colesterol malo) sin reducir los niveles de HDL (colesterol bueno)

Reduce la incidencia de enfermedades coronarias.

Mejora el aparato circulatorio.

Ayuda al mejor funcionamiento del aparato digestivo.

Da a la piel un efecto protector y tónico.

Mejora las funciones metabólicas y cumple una amplia función reguladora.

Proporciona energía.

VOLVER

Nuestro aceite de oliva


Nuestro Aceite de Oliva extra virgen nace de una selección especial de aceitunas, cosechadas a mano y prensadas en frío de una manera absolutamente artesanal y natural.

 

El olivo es un árbol mítico por excelencia.
Desde hace muchos años los países mediterráneos vienen disfrutando de las riquísimas variedades de sabores, aromas y deliciosos gustos que los aceites de oliva dan a las diferentes comidas.
Argentina tiene una antigua tradición en el cultivo de olivos y elaboración de sus frutos.

Nuestro objetivo es lograr un aceite de oliva de la más alta calidad, y para ello controlamos el producto desde que nace en la planta hasta que descansa en su envase final pronto para ser consumido.

La aceituna es recolectada del olivar a mano, en el momento que alcanza su punto óptimo de maduración. Inmediatamente es transportada a la fábrica, para que no sufra ningún deterioro.
Para obtener un aceite de oliva de primera calidad la aceituna debe molerse el día de su recolección.
Una vez recibidas las aceitunas en la almazara (fábrica), se le quitan las hojas que puedan quedar, se limpian, se lavan y se clasifican por calidad y/o variedad.

Las aceitunas se muelen en molinos molturadores, que rompen los tejidos vegetales y liberan el aceite, formando una pasta homogénea, cargándose con la misma los capachos, que agrupados en carros, ingresan a las prensas hidráulicas donde se somete a la pasta a una presión en frío para sacarle el aceite y el agua vegetal. El mejor aceite se extrae de la pasta de la primera prensada en frío.

El aceite se separa de los restos de agua vegetal por decantación natural o centrifugadoras verticales, evitándose así cualquier alteración. El aceite obtenido es filtrado, y luego almacenado en tanques o piletas, en oscuridad, a temperaturas suaves y constantes, evitando su aireación o cualquier factor que pueda causar su alteración.

Efectuamos controles de calidad durante la recepción de las aceitunas, el proceso de elaboración, almacenaje del aceite de oliva y en el envasado. Análisis químicos para la verificación de los parámetros de calidad, y análisis sensoriales (o de cata) de sus características organolépticas (olor y sabor).

De sabor frutado, perfumado aroma y color verde oliva, no solo realza sutilmente las mejores recetas y ensaladas sino que presenta muchos beneficios nutricionales y no contiene colesterol. Nuestro extra virgen, 100% zumo de aceitunas, es el corazón y el alma de la dieta moderna.

VOLVER

ACEITUNAS

Recolección tradicional de aceitunas

ORDEÑO: se recogen las aceitunas directamente con las manos, valiéndose de un utensilio llamado "peine", con lo que no se daña ni el árbol ni el fruto.
Este método es el que se utiliza para recoger la aceituna de verdeo, que es la destinada a consumo.

VAREO: con largas varas se golpea las ramas del olivo hasta que su fruto cae sobre unas mantas o lonas extendidas previamente alrededor del árbol. Es un método más rápido pero que puede dañar al árbol, si no se realiza por manos expertas, especialmente a las ramas tiernas que formarán brotes nuevos donde fructificarán las aceitunas del año siguiente.

VOLVER

FRUTOS SECOS

Ciruelas, pasas de uva y medallones de durazno de calidad

• Buscar fruta seca oscura. En el caso de los medallones no deben ser negra, sino marrones.

• Si el envase no está cerrado y permite olerla, se puede descubrir si hay dióxido de azufre o no.

• El olor de un buen fruto desecado es el de fruta madura.

• El grado de humedad debe ser bajo. Si no, aparecerán mohos.

• Si la fruta tiene puntos blancos de apariencia dura, puede deberse a que el azúcar natural de la fruta ha cristalizado, lo que indica que no es reciente.

• Si la fruta tiene tratamiento de trazabilidad orgánica, puede llevar la piel, ya que al no estar tratada se deja intacta para aumentar el contenido en fibra.

• Los orejones industriales se reconocen por su apariencia brillante, que deben azúcares líquidos añadidos. Un orejón de calidad es menos vistoso y mate, pero mucho más sabroso y sano.

VOLVER

El brillo artificial de las frutas secas

No todas las frutas secas que encontramos disponibles a la venta están exentas de aditivos.
Es una práctica común entre los fabricantes añadir sustancias para mejorar la conservación y el brillo de la fruta.

La apariencia brillante y jugosa de las frutas secas convencionales se debe a que, para hacerlas atractivas al consumidor, no basta con conservar el color tanto como sea posible. También parece necesario dotarlas de un aspecto de fruta fresca y jugosa, lo que se consigue cubriéndola con azúcares líquidos que no cristalizan fácilmente (sorbitol, xilitol,…) que les dan ese aspecto brillante. También mejoran supuestamente la textura ya que aumenta el grado de humedad y la fruta, pero estos son aditivos y conservantes artificiales.

El dióxido de azufre, conocido popularmente como sulfuro, es con diferencia el aditivo más utilizado ya que preserva el color natural de la fruta y la protege contra el moho. El perjuicio del dióxido de azufre para la salud depende de su concentración.

VOLVER

NUECES

Propiedades alimenticias de las nueces

Se conoce hoy que las nueces tienen:

Ácidos grasos Omega-3 que son protectores de la pared arterial

Alto contenido en vitamina E

Fitoquímicos con propiedades antioxidantes

Buen contenido de Zinc (mineral antioxidante)

En un trabajo hecho en las Universidades de Barcelona y de Loma Linda (EE.UU.) observaron que, en la hipercolesterolemia, las nueces colaboran con la dieta baja en colesterol y en la reducción del colesterol total y del que se une a las LDL ("colesterol malo").

Comparada con la dieta mediterránea estándar (reducción de carnes rojas y huevos, aumento de vegetales y pescados, aceite de oliva y ajo), la que incluía nueces presentaba:

Reducción de un 4% mayor en el colesterol total
Reducción de un 6% mayor en las LDL y en la lipoproteína(a)
Ausencia de oxidación de las partículas de LDL

VOLVER

TOMATES


Las modificaciones de la proporción entre materia seca y agua, que posibilitan a los industriales economizar miles de pesos, hacen que cada vez los tomates sean más insípidos y sosos, en su modalidad de cultivo a gran escala.

 

Características del tomate

El tomate es uno de los productos básicos de la ensalada estival. Cuando se va a consumir inmediatamente conviene comprarlo rojo brillante; si se va a tomar días después, no importa adquirirlo con una tonalidad más clara, que se acentuará si se guarda en un sitio fresco. Es un buen aperitivo, diurético y laxante.

Los tomates producidos bajo normas de manejo orgánico, además de las ventajas de no utilizar en su producción pesticidas ni agroquímicos nocivos para la salud, mantienen su cualidades por mucho más tiempo, son más sabrosos y con un color rojo mucho más definido y agradable visualmente.

El tomate –de origen mexicano o peruano- llegó a Europa a comienzos del siglo XVI de la mano de los conquistadores españoles, pero tuvieron que pasar casi dos siglos para que se asentara de forma definitiva en las costumbres alimenticias.
Hoy es protagonista indiscutible de la cocina española y de las de todo el mundo.
Resulta delicioso crudo, aderezado con aceite de oliva y una pizca de sal. Es indispensable en las ensaladas verdes e ingrediente fundamental de ensaladas y salsas. Aporta a muchos platos un agradable punto de acidez. Se utiliza con profusión en la alta cocina y su uso más extendido, la salsa de tomate, está siempre presente en todas las cocinas mediterráneas.

VOLVER

Tomates de calidad

Sus bayas de distintas tonalidades de rojo -debido a la presencia de un caroteno llamado licopeno-, tienen un interior carnoso, con la pulpa dividida en cavidades en las que se alojan numerosas semillas.
Se pueden distinguir tomates de mesa, esféricos y voluminosos; los lisos y pulposos, de uso industrial para conservas, zumos y otros fines que facilitan su pelado; y las variedades de colgar.
La calidad de un tomate depende de su aroma, su consistencia y su sabor.
Una textura granulosa que deje fragmentos entre los dientes causará mala impresión. El aroma de esta hortaliza proviene más de su corola verde que del fruto y desaparece en el curso del transporte y del almacenamiento.

VOLVER

Aroma y composición

Al no tener ningún poro en la piel, el perfume del tomate propiamente dicho se desprende en el momento de cortar el fruto. En ese instante, se funde el aroma de más de 400 sustancias para crear el verdadero sabor del tomate. Tomadas por separado, estas sustancias no evocan nada; refrigeradas durante el transporte o almacenamiento, su combinación no hace nacer ningún perfume.
El aroma se crea en la mata.
Un tomate es, ante todo, un 95% de agua.
Un kilo de tomates, por tanto, supone 950 gramos de agua, 0,3% de grasa, 1% de proteínas, 3% de desperdicios, 0,5% de celulosa y una serie de micronutrientes como calcio, hierro (aporta el doble que la leche), y fósforo, vitaminas A, C, B, K, y PP. Y todo ello, con apenas unas 25 calorías por 100 gramos.

VOLVER

Acidos o dulces

Al masticar un trozo, el primer sabor que llega a la lengua proviene de los azúcares solubles, como la fructosa y la glucosa. En cuanto a su ligero sabor ácido, procede sobre todo del ácido mático, para el fruto sin pelar, y del cítrico, para el pelado. A este equilibrio se debe que un tomate pueda ser más o menos ácido o dulce. Las preferencias varían en función de factores geográficos o culturales.
Las técnicas de cultivo destinadas a las grandes industrias permiten obtener frutos muy firmes destinados a la conserva y el ketchup, donde la carne es la parte esencial del fruto, mientras que el agua no sirve para nada.

VOLVER

 

 
 

Productos a la venta

Vino Akun Cosecha 2005 Chenin
Vino Akun Cosecha 2005 Lambrusco
Vino Akun Cosecha 2005 Bonarda Barricado en roble 8 meses
Vino Akun Cosecha 2005 Bonarda Barricado en roble 18 meses Selección Limitada
  VOLVER
Aceitunas Verdes
Aceitunas negras
Aceite de oliva extra virgen
  VOLVER
Ciruela Dagen con carozo
Ciruela Dagen sin carozo
Damasco seco
Medallones Durazno seco
Orejones Durazno seco
Pasas de uva sin semilla
Pasas de uva con semilla
Tomate seco
Tomate triturado
Nueces
Almendras
  VOLVER